¿Quién es el «provocador»?



Creo firmemente que no es dable para ningún político mexicano censurar, atacar o cuestionar el movimiento surgido a partir del 26 de septiembre de 2014, fecha en la que el Estado mexicano, incluidos políticos de todos los partidos, fuerzas policiacas, ejercito y servicios de inteligencia, determinó que fueran asesinadas 6 personas y desaparecidos de manera forzada 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero, ya que estos hechos cada vez más, parecen actos represivos del Estado en contra de la disidencia social y no un acontecimiento que han pretendido hacer ver como una simple “colusión” entre narcotraficantes y policías municipales, por lo tanto si bien no existe responsabilidad institucional o jurídica plena de todos los políticos en estos hechos, si tienen una enorme responsabilidad ética y política


Dicho lo anterior considero que Andrés Manuel se equivoco al señalar al Señor Antonio Tizapa -padre de Jorge Antonio Tizapa Leguideño, uno de nuestros 43 compañeros desaparecidos- como “provocador”, pues con ello generó una ola de ataques al movimiento de los padres y madres de Ayotzinapa y además lo expuso, al igual que a su partido, a un escarnio público más, de los que a sus detractores les encantan y aprovechan para atacar tanto a la lucha social como a la lucha electoral y además genera una cortina de humo que aparta la base fundamental de esta lucha: La aparición con vida de nuestros 43. Es pertinente y así lo exijo una disculpa pública de parte del líder de Morena, no solo a Antonio Tizapa, sino a todo el movimiento por nuestros 43.


A los seguidores de Andrés que ahora lo defienden, les preciso que quienes de una o de otra forma hacemos política desde diversos frentes, sabemos que de una o de otra manera, ello nos expone; ante lo cual debemos actuar con calculo e inteligencia, sin apasionamientos estériles. Muchos se han convertido en fanáticos de una causa político-electoral que ni siquiera comprenden bien -y no me refiero a los compañeros de Morena que han expresado abiertamente y se les ha visto en las calles apoyando la causa de Ayotzinapa pues los considero más consientes y me han confiado mucho de lo que no están de acuerdo con su partido y sus dirigentes-, sino a los que generalmente son los más vehementes y ofensivos atacantes de todo lo que cuestione a Andrés Manuel, esos que están detrás de una computadora metidos en las redes sociales, dizque haciendo política. Les pido mesura y que aprendamos a dimensionar los hechos y sus efectos políticos. Muchos han cuestionado el por qué actuó así Antonio Tizapa en un evento de Andrés Manuel y no en otros actos contra el gobierno, les recuerdo que solo en las últimas dos semanas los padres de Ayotzinapa han protestado ante los Juzgados Federales en materia Administrativa; en la Secretaria de la Función Pública; en el Monumento a la Madre y en la toma de una gasolinería de Insurgentes y Reforma; Antonio Tizapa en particular, participó en las meses en las que se da seguimiento por parte de Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre el caso Ayotzinapa, llevadas a cabo en julio y octubre de 2016, ha participado en maratones en la exigencia de Justicia en el caso y además hace apenas un mes, concretamente el 10 de febrero, también increpó al líder nacional del PRI Enrique Ochoa Reza, durante una conferencia en la Universidad de Columbia. Y un dato más del que los invito a informarse, Antonio Tizapa es inmigrante en EU, uno de los tantos expulsados del país, gracias al sistema que padecemos, por lo que no nos parece congruente que llamen “provocador” a uno de los destinatarios (¿beneficiarios?) de la campaña pro-migrantes que AMLO esta llevando a cabo en EU. Con la actitud que han tomado la forma en que Antonio Tizapa increpó a Andrés Manuel, me pregunto ¿De ganar las elecciones en 2018, nadie, de la lucha social actual (no me refiero a la derecha) se podrá oponer al gobierno de AMLO, en el libre ejercicio de la libertad de manifestación? Les recuerdo también que muchos de la mafia del poder (como le ha dicho AMLO al conjunto de sus detractores reales), están engrosando las filas de Morena, ¿hacerlo los purifica?


En el mismo sentido y siendo Andrés Manuel un fervientemente admirador de Benito Juárez, le recuerdo estas palabras: “No deshonra a un hombre equivocarse. Lo que deshonra es la perseverancia en el error”


Conoce a Antonio Tizapa

1. Programa transmitido en vivo en agosto de 2016

2. Programa grabado el 15 de marzo de 2017

#VíctorRogelioCaballeroSierra