S O L I D A R I D A D



La imagen que calza este texto, comenzó a circular hace unos días en redes sociales y considero que nos invita a la reflexión del entorno de la lucha, todos sabemos de lo que habla Omar García, porque lo hemos vivido, las diferentes expresión de lucha tienen enormes diferencias que no debieran existir. Sobre todo en la lucha tan sentida por nuestros 43 hermanos desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa.


En un afán de autocritíca sana y constructiva, debo decir que parece que seguimos viviendo aquellas nostalgias del pasado, cuando algunos nos asumíamos como Marxistas, otros Lenninistas o Troskistas, y luego se presentaban desgarriates interminables en asambleas que parecían eternas, claro, en muchos casos al final, la lucha nos aglutinaba y le seguíamos a pesar de todo, algo que creo que ahora no está sucediendo del todo.


En lo personal y los compas lo saben bien, que en cada marcha saludo a todos los que conozco y platico bien con quien se deje, pero es triste darse cuenta a veces que algunos se dan la vuelta unos a otros para no encontrarse de frente, ¡si estamos en lo mismo! ¡la exigencia de justicia y libertad! Y luego para rematar en el fenómeno "redes", muchas veces en su virtualidad, nos ponemos a hacer las criticas que en persona no nos atrevemos de tal o cual opinión, de tal o cual proyecto, o nos sentimos si no nos dan "like" o si no se comparte nuestro punto de vista.


Esto no quiere decir que justifique o avale a los infiltrados y oportunistas, los primeros tienen una misión clara: DESPRESTIGIAR, DIVIDIR Y TERMINAR con el movimiento; los segundos aprovechar temas tan sentidos para hacerse promoción personal o de partido, aprovechando la influencia mediática que tienen el propio movimiento. A algunos de estos los conocemos, tengamos con ellos y solo con ellos, las antenas bien puestas.


Debemos estar plenamente conscientes de que el enemigo no está entre nosotros, sabemos quién es y como él si se junta para defenderse y darnos en la madre (porque eso sí, tratándose de represión agarra parejo, no importando la corriente, colectivo, grupo o proyecto al que pertenezcamos), ese enemigo se junta en fiestas y cócteles para repartirse el país con el imperio, en las salas de las oficinas gubernamentales para pasarse contratos y concesiones, en lujosos restaurantes para hartarse de comida y emborracharse con alcohol y burlarse de un pueblo jodido, ignorante y miedoso.


Considero que atendiendo la llamada del compañero Omar, es impostergable que renazca la solidaridad con la lucha por Ayotzinapa, que es la que ha logrado mantenerse firme y digna frente al sistema, que ese valor y dignidad de unos padres que buscan a sus hijos, vuelva a contagiarnos y logremos que el grito ¡Vivos se los llevaron, Vivos los queremos! sea nuestro gran referente y motivador.


Si algunos por miedo, por imposibilidad económica, hasta por resentimiento o desgane, por distancia, no acudirán a las diferentes protestas de la próxima Jornada Global por Ayotzinapa (26 de abril de 2016), sugiero algo y los exhorto a hacerlo, vamos a aprovechar la inquietud de muchos por seguir apoyando pero se han visto desilusionados por cualquier razón, que se expresen de la forma que sea, tomen una toalla o sabana blanca y póngala en su ventana, háganla foto y posteenla; dibujen un 43 en una hoja de papel, escriban un poema o una reflexión, graben una canción o un vídeo bailando, llorando, hablando. Esta bien que compartan carteles e imágenes de la cobertura de la Jornada, pero estaría mejor que de las redes, de la sociedad, del pueblo que somos todos, se unan con expresiones personales para que allá arriba se den cuenta que somos muchos, que somos un chingo y que seremos más.


Para concluir y reiterando la invitación a todos a levantar la mirada y tomar el destino en nuestras manos, les comparto este extraordinario argumento de la película Matrix Reloaded (Matrix Recargado, EU, 2003; Larry y Andy Wachowski, Directores), solo les ruego adaptarlo a la situación de nuestro México:


Zion, Escúchenme. Es cierto lo que muchos de ustedes han oído. Las maquinas han reunido un ejercito, y en este momento ese ejercito se esta acercando a nuestro hogar. Créanme cuando les digo que nos espera un momento difícil. Pero si queremos estar preparados, primero debemos quitarnos el miedo. Yo estoy aquí, ante ustedes, verdaderamente sin miedo. ¿Por qué? ¿Por qué yo creo en algo en lo que ustedes no creen? ¡No! Estoy aquí parado, sin miedo, porque me acuerdo. Me acuerdo que estoy aquí no debido al camino que tengo por delante, sino por el camino que he dejado atrás. Me acuerdo que hemos peleado con esas maquinas durante cien años. Me acuerdo que durante cien años han mandado ejércitos a destruirnos.

Y después de un siglo de guerra, me acuerdo de lo mas importante de todo: ¡Todavía estamos aquí!… Esta noche, hay que enviar un mensaje a ese ejército. Esta noche, hay que sacudir esta cueva. Esta noche hay que hacer temblar estos salones de tierra, acero y piedra. Que nos escuchen del centro rojo al cielo negro. Esta noche, hay que hacer que ellos se acuerden de que esto es Zion, y que: ¡no tenemos miedo!.


#VíctorRogelioCaballeroSierra

  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Facebook Social Icon

Arriba